El padre como sacerdote de su casa (familia)


El padre como sacerdote de su casa (familia)

 

familia

 

Jos.24:15: “…pero yo y mi casa serviremos a Jehová.”

Josué se compromete no solo a servir al Señor de manera individual, sino a encabezar toda su familia en el servicio del Señor.

Ex. 12:21-27: “…Guardaréis esto por estatuto para vosotros y para vuestros hijos para siempre. … Y cuando os dijeren vuestros hijos: ¿Qué es este rito vuestro?, vosotros responderéis: Es la víctima de la pascua de Jehová, el cual pasó por encima de las casas de los hijos de Israel en Egipto…”

La Pascua era desde sus inicios una celebración en familia. A un hijo le corresponde iniciar la conversación con una pregunta, y al padre le corresponde en respuesta enseñar a su familia y dirigir la celebración.

Hech.2:46: “…y partiendo el pan en las casas, comían juntos con alegría y sencillez de corazón…”

La Santa Cena (= la continuación de la Pascua) se celebraba en las casas (=familias).

Hech. 5:42, 16:40, Rom.16:5, 16:23, 1 Cor.16:19, Col.4:15: La iglesia se reunía en casas (= en familia, con los niños)

 

Los siguientes versos nos demuestran que según el propósito bíblico, el padre terrenal es reflejo de lo que es Dios como Padre:

Mat.7:9-11: “¿Qué hombre hay de vosotros, que si su hijo le pide pan, le dará una piedra? ¿O si le pide un pescado, le dará una serpiente? Pues si vosotros, siendo malos, sabéis dar buenas dádivas a vuestros hijos, ¿cuánto más vuestro Padre que está en los cielos dará buenas cosas a los que le pidan?”

Ef.3:14-15: “Por esta causa doblo mis rodillas ante el Padre de nuestro Señor Jesucristo, de quien toma nombre toda familia (literalmente: paternidad) en los cielos y en la tierra”

Hebr.12:7-9: “Por otra parte, tuvimos a nuestros padres terrenales que nos disciplinaban, y los venerábamos. ¿Por qué no obedeceremos mucho mejor al Padre de los espíritus, y viviremos? Y aquéllos (los padres terrenales), ciertamente por pocos días nos disciplinaban como a ellos les parecía, pero éste (Dios) para lo que nos es provechoso, para que participemos de su santidad.”

 

Advertisements

Posted on March 15, 2015, in Artículos. Bookmark the permalink. Leave a comment.

Leave a Reply. DEJE SU COMENTARIO

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s

%d bloggers like this: