El mandato de respetar y animar a los niños


El mandato de respetar y animar a los niños

discipline-child

 

¡El deber de corregir no excluye el respeto! El respeto es algo mutuo: de la misma manera como esperamos que los niños nos respeten como padres, profesores, etc, nosotros debemos también respetar a ellos.

 

Mat.18:5-6: “Y cualquiera que reciba en mi nombre a un niño como este, a mí me recibe. Y cualquiera que haga tropezar a alguno de estos pequeños que creen en mí, mejor le fuera que se le colgase al cuello una piedra de molino de asno, y que se le hundiese en lo profundo del mar.”

Jesús se identifica con los niños. El dice que de la manera como tratamos a un niño, así tratamos al Señor mismo.

Mat.18:10: “Mirad que no menospreciéis a uno de estos pequeños; porque os digo que sus ángeles en los cielos ven siempre el rostro de mi Padre que está en los cielos.”

El menosprecio es una de las formas como se manifiesta la falta de respeto. Los niños no son solamente “esos chiquitos”, “esos enanitos” – ellos son personas de igual valor y dignidad como una persona adulta.

Col.3:21: “Padres, no exasperéis a vuestros hijos, para que no se desalienten.”

Lástimamente, muchos niños están desanimados por causa de la manera como sus padres (u otras personas) los trataron.

Ef.6:4: “Y vosotros, padres, no provoquéis a ira a vuestros hijos, sino criadlos en disciplina y amonestación del Señor.”

En este verso tenemos la síntesis de los dos principios mencionados. Un padre sabio, una madre sabia encontrará la forma de dirigir y corregir a sus hijos, de una forma que no los “provoque”, sino los anime a seguir adelante; que no destruya su autoestima, sino los edifique. Una tal estilo de educación reflejará lo que Dios Padre nos mostró en su propia persona: La autoridad suprema, combinada con el amor supremo. Educar a un niño de esta forma es un arte difícil, y probablemente nadie lo dominará perfectamente – pero justamente por eso es necesario dedicar mucho tiempo y esfuerzo para aprenderlo. Quizás no haya ningún mejor reflejo de Dios en la tierra que un buen padre.

Advertisements

Posted on March 15, 2015, in Artículos. Bookmark the permalink. Leave a comment.

Leave a Reply. DEJE SU COMENTARIO

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s

%d bloggers like this: