¿Qué harías si tu vida fuera amenazada?


¿Qué harías si tu vida fuera amenazada?

20100329235715-asalto-20a-20mano-20armada9

 

 

¿Qué harías si tu vida fuera amenazada?

Este monitor quiero dedicarlo a todos los que diariamente estamos, de una u otra manera, amenazados de muerte, ya sea por los ladrones o ya sea por los secuestradores. Quiero que en el momento de la prueba recuerdes estas siete promesas bíblicas:
1. Jesús prometió estar contigo todos los días hasta el fin del mundo (Mateo 28:20). Aun en los días nublados y peligrosos, Jesús está a mi lado.
2. Tu vida le pertenece a Jesús, el cual compró con su sangre preciosa (1 Pedro 1:18-19). Nada ni nadie puede hacerte daño sin el consentimiento de Jesús (San Juan 10:27-29).
3. Debes amar, bendecir, hacer el bien y orar por los que te hacen el mal (Mateos 5:44). No debes pagar a nadie mal por mal (1 Pedro 3:9). Que su maldad no enferme tu corazón de odio o de venganza. 
4. Debes aprovechar toda oportunidad para hablarles a tus enemigos del evangelio de Cristo. Así
ocurrió con Pablo y Silas en la cárcel de Filipos (Hechos 16:31-33). Cantando himnos a Dios
evangelizaban al carcelero y a los demás presos. En esa oportunidad se convirtió el carcelero y
toda su familia.
5. Las pruebas vienen a tu vida para que tu fe sea más pura y tú seas edificado (1 Pedro 1:7). En los
momentos más dramáticos es cuando aprendemos a confiar y a depender del auxilio de Dios. Si
estamos en la voluntad de Dios, todo lo que nos ocurre es para nuestro bien (Romanos 8:28).
6. En las situaciones extremas es donde la gloria de Dios se manifiesta (Éxodo 14:4, 18). El mar
Rojo por delante y el ejército de faraón por detrás, qué situación más desesperante para Moisés y
el pueblo de Dios. Sin embargo, Dios dice en dos ocasiones que su gloria se iba a manifestar ese
día, y así aconteció. Dios abrió las aguas del mar Rojo, el pueblo (dos millones de personas y sus
animales) atravesó el mar en seco y todo el ejército de faraón pereció ahogado.
7. Para el creyente en Jesucristo: “Estimada es a los ojos de Jehová la muerte de sus santos (Salmo
116:15). Pablo, no consideraba la muerte como una desgracia sino como ganancia (Filipenses
1:21). Nadie morirá en la víspera, y como no sabemos el día de nuestra partida, debemos estar
preparados en todo momento.
“Por causa de ti somos muertos todo el tiempo;
Somos contados como ovejas de matadero”
(Romanos 8:36).

Advertisements

Posted on March 8, 2015, in Artículos. Bookmark the permalink. Leave a comment.

Leave a Reply. DEJE SU COMENTARIO

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s

%d bloggers like this: