¿Realmente hemos descubierto la tumba de Jesús?


¿Realmente hemos descubierto la tumba de Jesús?

por Pleaseconvinceme.Com

Realmente hemos descubierto la tumba de Jesus

 

¿Realmente hemos descubierto la tumba de Jesús?

El reclamo

El 28 de marzo de 1980, un equipo de construcción que trabajaba en el desarrollo de un complejo en Talpiot (Jerusalén), encontró una tumba que los arqueólogos de la Autoridad de Antigüedades Israelí procedieron a excavar poco después.  El arqueólogo Shimon Gibson inspeccionó el sitio y trazó un plan.  El erudito L. Y. Rahmani publicó más tarde un “Catálogo de Osarios Judíos” que describe 10 osarios o cajas de piedra caliza, encontrados en la tumba.  Muchos de los osarios originalmente contenían huesos, pero como parte de la tradición cultural y legal del país, esos huesos fueron sacados y enterrados.  Es importante notar que NO hay huesos en ninguno de los osarios en cuestión. Curiosamente, los osarios más disputados (aquellos que contienen nombres similares a la familia bíblica de Jesús) ya estaban vacíos y habían sido destruidos en la antigüedad, de acuerdo a los primeros arqueólogos en la escena.  Los 10 osarios, fueron llevados entonces al Museo de Arqueología Rockefeller, en las afueras de al antigua ciudad de Jerusalén. Nueve fueron catalogados y almacenados, pero al parecer, el décimo fue dejado afuera en un patio.  Posteriormente, éste décimo osario desapareció.

El descubrimiento hizo que la prensa, en varias ocasiones a través de los años, adoptara su forma más ambiciosa en un documental realizado en el 2007 llamado “La tumba perdida de Jesús,” del productor ejecutivo James Cameron y el director Simcha Jacobovici.

Del sitio web Discovery.com:

Nueva evidencia científica, incluyendo análisis del ADN conducidos por uno de los laboratorios de genética molecular más famosos del mundo, así como estudios dirigidos por eruditos, sugieren que esta tumba de Jerusalén, de 2000 años de antigüedad, pudo haber contenido alguna vez los restos de Jesús de Nazaret y su familia.  Los descubrimientos también sugieren que Jesús y María Magdalena pudieron haber tenido un hijo llamado Judas. 

Si esta tumba es realmente la tumba de la familia de Jesús, entonces todo lo que creemos como cristianos debe ser reconsiderado.  ¿Realmente Jesús resucitó de la tumba?  ¿Verdaderamente ascendió al cielo? Estas verdades fundamentales deben ser cuestionadas si en verdad podemos demostrar que la tumba Talpiot es el verdadero lugar de descanso de Jesús de Nazaret.  Por esta razón, es importante que examinemos las declaraciones que han sido hechos por los cineastas.  Al igual que cualquier reclamación de la verdad, es importante para nosotros pensar crítica y calmadamente, mientras examinamos ambas posturas, tanto en PRO como en CONTRA.  Así que con nuestra mejor disposición, iniciemos esta jornada juntos, observando toda la evidencia que se ha presentado en ambos lados del argumento.

Evidencia A FAVOR del reclamo:

Comencemos por ver la mejor evidencia presentada por los cineastas en un intento por establecer el caso de que la tumba Talpiot contiene el osario de Jesús y la sagrada familia

La ubicación de la tumba

La tumba Talpiot está situada en Jerusalén, y su contenido se remonta al período del segundo templo, indicando que la tumba se encuentra en el lugar y el momento que los cineastas suponen que estaría, si es que lo fuera realmente, la tumba de la sagrada familia.

Los nombres inscritos

Cinco de las 10 cajas descubiertas en la tumba Talpiot, fueron inscritas con nombres que eran similares (aunque no exactos) a los de personajes de la narrativa bíblica.  El documental afirma que al menos cuatro epigrafistas han corroborado las inscripciones del osario.  Las inscripciones incluyen los siguientes nombres:

a)     “Yehoshua bar Yosef” (Interpretado aquí como ‘Jesús hijo de José’ en arameo)

b)     “Miriam” (los cineastas afirman que ésta es “María” en latín, el mismo nombre como lo conocemos en español)

c)      “Mati” (interpretada como la palabra original hebrea para ‘Mateo’)

d)     “Mariamene e Mara” (el argumento aquí es que este es el nombre griego para “María conocida como la señora.”  Francois Bovon, profesor de historia de la religión en la Universidad de Harvard, afirma que éste probablemente fue el nombre dado a María Magdalena)

e)     “Yehuda bar Yeshu” (interpretado aquí como el arameo para “Judas hijo de Jesús”)

f)       “Yoffe” (interpretado como el arameo para “José”; o es José, [el esposo de María] o su hijo)

La probabilidad estadística

Además de esto, Andrey Feuerverger, profesor de estadística y matemáticas en la Universidad de Toronto, intentó dar un mayor soporte el argumento, al conducir un análisis estadístico de probabilidades de que estos nombres pudieran estar presentes en la tumba y NO fueran la familia de Jesús.  Primeramente trató de determinar cuántas veces cada uno de estos nombres fue usado en una tumba de este tipo en esta área del mundo durante el primer siglo.  A continuación, multiplicó las veces que cada nombre apareció en este período de tiempo, por las veces que apareció cualquier otro nombre.  Él asegura que encontró que “Jesús hijo de José” apareció una de 190 veces, y Mariamne apreció una de 160 veces.  Luego dividió los números resultantes en un 25% (como una norma estadística) y fue tan lejos como para dividir nuevamente los resultados en 1,000 para intentar representar lo que él creyó que eran todas las tumbas posibles – aún aquellas que aún no habían sido expuestas – que pudieron haber existido en el primer siglo en Jerusalén.  Él concluyó que las probabilidades eran de 600 a 1 a favor de que la tumba Talpiot fuera la tumba de la familia de Jesús.

Los Análisis del ADN

Los análisis de ADN fueron hechos en dos conjuntos de muestras de los osarios. Primero, el ADN fue examinado de trozos diminutos de materia tomada de los osarios de “Jesús hijo de José” y “Mariamene e Mara”.  Segundo, el ADN fue examinado de la pátina (la incrustación de una película química) en una de las cajas de piedra caliza.

Restos humanos

Éstos fueron analizados por Camey Matheson (Laboratorio Paleo-ADN en la Universidad Lakehead en Ontario, Canadá). El examen de ADN mitocondrial fue concluido, y Matheson determinó que la materia del osario de ‘Jesús’ y la materia del de  ‘María Magdalena’ no estaban maternalmente emparentados.  Basados en el hecho de que las tumbas y el lugar de esta época, usualmente contienen los restos de personas que estaban emparentadas por sangre o por matrimonio, Jacobovici y su equipo concluyeron que las dos personas en estos osarios estaban casadas.  Jacobovici luego propuso que el osario de ‘Judas’ contenía al hijo de estas dos personas, aunque no se reportó haber realizado un análisis del ADN en este osario.

Jacobovici propone que este Jesús es Jesucristo mismo, y que este Judas es el hijo de Jesús.  Al hacer esto, él desestima la ausencia de CUALQUIER evidencia histórica canónica o no canónica sobre la idea de que Jesús tuvo un hijo.  No hay un documento en la Biblia, o fuera de la Biblia que apoye esta afirmación.  Jacobovici señala el evangelio de Juan, y especula que Judas pudo haber sido el “amigo” que se describe como recostado en el pecho de Jesús en la última cena.

El examen de la pátina

La Pátina fue examinada por Robert Genna, (director del laboratorio de criminalística del condado de Suffolk en Nueva York) y él asegura que la pátina tomada de la tumba Talpiot y la pátina obtenida del osario de “Santiago” concuerdan.  El famoso osario de Santiago, fue descubierto alrededor de 1980.  Desapareció por un período de tiempo, y luego reapareció en un mercado de antigüedades.  Fue comercializado como evidencia de que Jesús realmente vivió, y fue registrado como el osario de “Santiago, el hermano de Jesús.”  Genna dijo que, “las muestras fueron consistentes de una con la otra.”  Además de esto, los cineastas sostienen que hay un espacio en la tumba de la familia de Jesús, que puede corresponder al lugar de este osario.  En esencia, ellos aseguran que el Osario procedió de esta tumba, y que es una prueba más de la vinculación de Jesús con la tumba. 

Una tumba adicional

Los investigadores también aseguran haber descubierto una tumba adicional aproximadamente a 20 metros de distancia de la primera tumba de Talpiot.  El equipo especula que esta segunda tumba pudo contener los restos de otros discípulos o miembros de la familia, pero esta tumba NO ha sido examinada de manera alguna.

Es en base a esta evidencia que “La tumba perdida de Jesús” hace la afirmación de que los osarios pertenecen a Jesús y la sagrada familia.  Estas son las pruebas más sólidas de evidencia ofrecidas por los cineastas.  Ahora, veamos esta evidencia con un ojo crítico….

Evidencia que NIEGA tal afirmación

En medio de este interés de los medios por las declaraciones de los cineastas, es importante darnos cuenta de que no hay nada en la tumba Talpiot que justifique este frenesí.  Podemos examinar detenidamente la evidencia y colocarla en su perspectiva apropiada.  Veamos:

La verdad acerca del descubrimiento original

Antes de revisar los argumentos específicos de los cineastas, aclaremos algo.  La evidencia y los hechos presentados en “la tumba perdida de Jesús” son viejas noticias:

No hay nada nuevo

            Esa tumba fue descubierta hace años, y ha sido objeto de un minucioso escrutinio por parte de la comunidad arqueológica, quienes no consideran que esta sea la tumba de la familia de Jesús. No hay nada nuevo aquí.  Los expertos y arqueólogos han estado estudiando el contenido de la tumba desde 1980.  Nunca ha habido un encubrimiento.  El contenido de la tumba simplemente no ha representado algo impresionante para los expertos que conocen el contexto y la historia del área.  Además de eso, la BBC hizo un documental sobre este tema en 1996 y James Tabor escribió un libro llamado “La dinastía de Jesús” que también trató de sensacionalizar la tumba.  Los hechos que rodean la tumba han sido ya ampliamente establecidos y examinados desde hace mucho tiempo.

La verdad acerca de la ubicación de la tumba

Los cineastas están proponiendo la afirmación, de que la ubicación de la tumba es concordante con lo que se podría esperar, si fuéramos a buscar el lugar de sepultura de la sagrada familia. Pero, ¿realmente es así?

El lugar de la sepultura no estaría en Jerusalén

Los arqueólogos, historiadores y eruditos bíblicos, reconocen que el sitio histórico de la iglesia del santo sepulcro en la antigua ciudad de Jerusalén, es la tumba en la cual Jesús estuvo los tres días anteriores a la resurrección  Esto está respaldado por evidencia histórica, religiosa y arqueológica.  El sitio del entierro identificado en el documental de Cameron está en un vecindario al sur de Jerusalén, lejos de esta iglesia.  Recuerden que NO hay tradición, ni cristiana, ni judía o pagana, que sugiera que CUALQUIER miembro de la sagrada familia fuera sepultado en Jerusalén.

Si María y José SÍ tuvieran una tumba, ¿qué nos hace pensar que estarían en Jerusalén?  Ellos procedían de Galilea.  El hogar ancestral de José estaba en Belén, y su hogar ya de adulto estuvo en Nazaret.  También parece que de acuerdo a la Escritura y a la tradición de la iglesia primitiva, su familia seguía viviendo en Nazaret mucho después de su muerte.  Tal parece que José fue el primero en morir.  Así que ¿por qué habría de llevarlo su familia hasta Jerusalén, y ponerlo en una tumba (solo) cuando éste no era su hogar?

Pero más allá de esto, hay una fuerte y unánime tradición dentro del cristianismo (apoyada por Eusebio) de que María realmente murió en Éfeso, donde el apóstol Juan (fiel a su promesa hecha a Jesús al pie de la cruz), se hizo cargo de ella.

La verdad acerca de los nombres inscritos

Ahora, tomémonos un tiempo para ver los nombres que han sido descubiertos en los osarios.  Veamos con mucho cuidado los nombres que están escritos y los que no están.

Los nombres no prueban nada

            Los peritos y expertos en arqueología, concuerdan en que los nombres encontrados en los osarios son extremadamente comunes para el primer siglo.  No es sorprendente que se encuentren en esa tumba.  El arqueólogo Zvi Greenhut de la Autoridad de Antigüedades de Israel, dijo que la combinación de nombres de Jesús, María y José en los osarios, no impresionaron a los arqueólogos del momento, y como expertos en este campo, no vieron razón para llegar a las conclusiones de los cineastas.  Él dijo, “Los nombres son nombres comunes.  No hay nada único en la aparición de todos los nombres juntos”.  Él dijo que de los 1,000 osarios de los tiempos bíblicos desenterrados en Jerusalén en 1996, seis llevaban la inscripción de “Yeshua,” o Jesús.  De esos, dos fueron enterrados con las palabras “Jesús, hijo de José”.  Además de esto, dijo Greenhut, que cerca del 25% de los féretros de mujeres tenían alguna forma del nombre María y que José era el segundo nombre más común para hombres en ese tiempo.

Además, Tal Ham (uno de los expertos más famosos en historia del judaísmo y cristianismo primitivo) ha reunido todos los nombres que aparecen en osarios, en inscripciones de pergaminos y en otros documentos escritos del siglo II a.C. hasta el II siglo d.C.   Es un trabajo y catalogación MUY completa, Ham dice que “María era el nombre más común para mujeres.  José era el segundo nombre más común para hombres, después de Simón.  Jesús era también uno de esos nombres bastante típicos.  Así que yo diría que la posibilidad de que esta sea la tumba de Jesús de Nazaret y su familia no es muy probable.”

Hay demasiados osarios desconocidos en la tumba

            De los diez osarios que fueron descubiertos en la tumba, solo cinco tuvieron nombres que pueden ser reconocidos de la narrativa bíblica.  Esto significa que la MITAD de los osarios NO encajan en la narrativa.  Además, solo hay un osario que está marcado como ‘Judas, hijo se Jesús.’ Mientras que el documental parece implicar que esto VALIDA la tumba, es indudable que NO lo hace, si es que estamos tratando de hacer coincidir la idea de que Jesús tuviera un hijo, sin mención alguna en el texto bíblico.  En todo caso, ésta sería una pieza de evidencia que elimina el que la tumba haya pertenecido a la familia de Jesús.

¿Por qué hay alguien llamado “Mateo” en la tumba con esta familia inmediata?  Los cineastas afirman que esta es una tumba familiar.  Eso sería congruente con la evidencia arqueológica de ese tiempo.  Sin embargo, sabemos que José no tiene un hijo registrado con este nombre.  La presencia de este nombre en la lista del osario, realmente funciona EN CONTRA de la probabilidad de que ésta sea la tumba familiar de la sagrada familia.  Si los discípulos también iban a ser incluidos en esta tumba, ¿dónde están los otros once?  ¿Y cómo vamos a ignorar la evidencia histórica y tradicional de los diversos lugares en los que murieron los apóstoles?  Hay una fuerte tradición en la iglesia primitiva, por ejemplo, que indica que Mateo viajó a Etiopía y fue martirizado en Egipto o en Partos.  La presencia de alguien llamado Mateo en la tumba Talpiot NO añade elementos para la posibilidad de que esta sea la tumba familiar de Jesús.

¿Tenemos siquiera los nombres correctos?

Es importante reconocer, que los cineastas están haciendo su mejor esfuerzo, para interpretar los nombres inscritos de una manera que amplifique su argumento, aún cuando esto no tenga que ver con las inscripciones.  Por ejemplo, ellos argumentan que “María” es el nombre latino derivado del original, y que esta versión latina era conocida por los primeros seguidores romanos.  Pero esto ignora el hecho de que Jerusalén estaba lleno de judíos en el contexto de la pre-revuelta de la ciudad antes del año 70 d.C.  ¿Por qué iba a ser conocida ella por un derivado latino?

Los lingüistas también están escépticos acerca de los nombres identificados en el documental.  Stephen Pfann, un erudito bíblico de la universidad de tierra santa en Jerusalén, no cree que el nombre para ‘Jesús’ haya sido leído correctamente.  Él cree que sería más exacto traducirlo como el nombre ‘Hanun’.  Esto es por que está ampliamente aceptado, que la antigua escritura semítica es muy difícil de descifrar y traducir.  La amplia variedad de idiomas que se citan en las inscripciones debe hacernos por lo menos sospechar.  Los cineastas parecen usar cualquier lenguaje que se ajuste mejor a sus argumentos.  Una versión de “María” es vista a través de un filtro latino, mientras que otro es visto a través de un filtro griego, a fin de establecer su argumento.  Si ambos nombres se leen desde el MISMO filtro de lenguaje, el argumento comienza a resquebrajarse.  Pero ¿por qué se encontrarían tantos lenguajes en una tumba que supuestamente contiene a miembros de la misma familia?  Y recuerden que cuando Jacobovici afirma que la inscripción “Mariamene” se refiere a “María Magdalena,” él está haciendo una enorme suposición que NO tiene fundamento en la evidencia histórica o lingüística

También existe la otra posibilidad de que las inscripciones sean o falsas o malinterpretadas. No hay forma de autentificarlas.  En un evento similar, una tumba de cueva de osarios fue descubierta en 1945.  Estos osarios también tenían inscripciones en hebreo y en griego y se creyó inicialmente que éstas eran lamentaciones hechas por los discípulos judíos de Jesús en respuesta a su crucifixión.  Pero una vez que estas inscripciones fueron sometidas a un mayor escrutinio, perdieron su integridad y autenticidad.  Cuando fue originalmente catalogada, la inscripción relacionada con Jesús de la “tumba de Jesús” fue descrita como:

“difícil de leer, ya que las incisiones están torpemente escarbadas y demasiado ralladas”  “Yeshua hijo de Yohsef”.

¿Cómo vamos a saber si ésta no fue una adición más reciente al osario, o simplemente ha sido mal traducido?  Cada uno de los nombres inscritos en los osarios tiene una serie de traducciones alternas que pueden haberse hecho en el proceso de traducción.  Mientras que los cineastas han elegido traducirlos de una manera que apoye su caso, esto simplemente ignora todas las demás traducciones posibles.

La verdad acerca de la probabilidad estadística

Ahora, veamos otra pieza clave de evidencia ofrecida por los cineastas.  ¿Es razonable su cálculo estadístico?

La base estadística es demasiado pequeña

     Los cálculos estadísticos usados por los cineastas para “probar” que esta es la tumba de Jesús, hacen varias suposiciones generales y usan números base muy limitados a fin de establecer el caso.  Recuerden que las estadísticas comienzan con números.  Si los números que se INCLUYEN no son legítimos, entonces el RESULTADO de la ‘prueba’ estadística no es legítima.  Andrey Feuerverger comienza con una cantidad de datos muy limitada.  Él solo considera el título de “Jesús el hijo de José” cuando considera las probabilidades.  Pero ¿por qué limitar el número de esta forma?  Recordemos que los primeros seguidores de Jesús, NUNCA usaron este título para describirlo a él.  ¿Por qué pensaríamos por un minuto que éste sería el título inscrito en un osario usado para Jesús?  De hecho, el limitar la base de datos estadística a este título, expone el simple deseo de la estadística de relacionar los osarios entre sí (mucho después del hecho) para cimentar el caso de que esta sea la sagrada familia.  Si vamos a ser justos acerca de los cálculos estadísticos, realmente tenemos que considerar TODAS las inscripciones que tengan el nombre de “Jesús”.  Desde luego, una vez que hagamos esto, las probabilidades no funcionarán para los cineastas.  Jesús era un nombre demasiado común.

Pero, es justo que ampliemos aquí la base de datos.  Recuerden que Jesús y su familia NO eran ricos.  Y la riqueza mostrada en las inscripciones y otros documentos DISTAN mucho de ser pobres.  ¿Cuánto más Jesús, José y María pobres existieron además de las inscripciones encontradas en las tumbas de los ricos?  Es imposible saberlo, pero seguramente había MUCHOS más que nunca llegaron a incluirse en la base de datos estadística.  Además de esto, ¿cuántas tumbas más están por descubrir que pudiera también ser añadidas a la base de datos?  Este es otro hecho que es imposible de conocer con certidumbre, y añadir un simple porcentaje estadístico al número NO resuelve aquí el problema (como a los cineastas les habría gustado que creyéramos).

La verdad acerca del análisis del ADN

Mientras vemos la evidencia del ADN en el caso, recordemos que el uso más importante y convincente de la evidencia del ADN es cuando se utiliza para conectar una variable desconocida con una constante conocida.

Esta evidencia del ADN no prueba mucho

Desde luego, una de las piezas de evidencia más convincente en los osarios, habrían sido los HUESOS de la gente que fue enterrada.  Estos huesos habrían sido de increíble ayuda para identificar a la persona que los cineastas están ahora tratando de identificar como Jesús.  Las marcas de la crucifixión ciertamente serían prominentes en los huesos ¿no es cierto?  Pero NO hay huesos en los osarios.  Así que a los cineastas no les quedó mas que tratar de hacer lo mejor que pudieron de una difícil situación.  Lamentablemente, el resultado de los análisis del ADN en este caso, es menos que convincente.  Recordemos que el uso más convincente de la evidencia del ADN, es cuando se utiliza en una COMPARACIÓN en la que se intenta hacerla coincidir con una muestra de origen CONOCIDO.  En otras palabras, el ADN puede actuar como una huella dactilar para identificar a alguien, SI ES QUE tenemos un ejemplo en los archivos, que sabemos que pertenece al sospechoso.  Si tenemos el ADN del sospechoso en los archivos, podemos buscar hacerlo coincidir con la evidencia del ADN encontrado en la escena del crimen.  Pero hay un problema con la forma en que el ADN fue usado en el caso de la tumba Talpiot.  Para empezar, ¡sencillamente no contamos con una muestra del ADN de Jesús!  Es más, no existe el ADN de la sagrada familia con el que podamos comparar el ADN de los osarios.  Sin contar con la disponibilidad de tales ejemplos, no podemos llegar a ninguna conclusión acerca de la identidad de Jesús que pueda ser derivada de CUALQUIER análisis del ADN.  Además de esto, el ADN usado en la película, no fue extraído de los huesos dentro del osario, sino de un ‘material’ no identificado.  No hay forma de que siquiera sepamos si este ADN pertenezca a alguien de este osario.

Otra de las mejores pruebas que el ADN puede demostrarnos, es si existe o no una relación entre la gente de los osarios.  Pero ¿qué tan convincente es eso? Después de todo, esperaríamos encontrar ALGUNA clase de relación familiar, si es que esta es realmente una tumba familiar del primer siglo.  ¿Pero qué prueba eso? Sin embargo, la evidencia del ADN descubierta por los cineastas ¡ni siquiera encontró una relación familiar!  Lo único que el ADN parece sugerir, es que la persona identificada como “Jesús” NO está emparentado con la persona que identificaron como “María Magdalena.”  En vez de relacionarlos como madre e hijo, ellos lo explicaron como marido y mujer.  ¿Ayuda esto a identificar a este Jesús en particular con Jesús de Nazaret?  Realmente no.  Después de todo, no hay nada en la narrativa bíblica que sugiera que María Magdalena alguna vez se haya casado con Jesús.

Esta idea de que Jesús estuvo casado con María Magdalena, proviene puramente de tardíos evangelios gnósticos no canónicos; el evangelio de Felipe y el evangelio de María Magdalena.  Comencemos por ver el evangelio de Felipe.  Los eruditos reconocen que este evangelio comparte muchas características comunes con otros escritos gnósticos heréticos.  Wesley W. Isenberg, el hombre que originalmente tradujo el evangelio, lo fecha tan tardíamente como de la segunda mitad del siglo III, aunque el manuscrito conocido más antiguo data del siglo XIV.  Muy probablemente fue escrito en Siria (basado en el uso del lenguaje).  Ian Wilson (quien escribió el libro, “Jesús: La Evidencia”)  describe el tardío evangelio de Felipe como mera fantasía del tipo común entre la literatura apócrifa cristiana de los siglos III y IV”.  Pero aunque éste sea el caso, muchos no-creyentes han tratado de afirmar que este evangelio describe a Jesús y María Magdalena como marido y mujer, basados en un verso parcial del texto (observen que las palabras ausentes han sido añadidas en paréntesis):

Y el compañero de [era el salvador] María Magdalena.  [Cristo amó] a ella más que a [todos] los discípulos, [y solía] besarla [frecuentemente en la ¿boca? ¿rostro? ¿mejilla? ¿cabeza?] El resto de [los discípulos estaban ofendidos por esto, y expresaron su desaprobación].  Le dijeron a él “¿Por qué la amas a ella más que a nosotros?”  El salvador respondió y les dijo, “¿Por qué no los amo como a ella?  Cuando un hombre ciego y uno que ve andan ambos en la oscuridad, no son diferentes uno del otro.  Cuando llega la luz, entonces aquel que ve verá la luz, y aquel que es ciego permanecerá en la oscuridad.”

Este pasaje es lo único en el evangelio de Felipe, que más se acerca a describir a Jesús y María como marido y mujer, y ¡aún así está lejos de hacer esa afirmación! A fin de ver una relación marital entre Jesús y María Magdalena como algo que PRUEBE que la tumba Talpiot es la tumba de la sagrada familia, tenemos que ignorar un enorme número de evangelios canónicos y no canónicos que siquiera lleguen a sugerir esta relación, en lugar de adoptar la escasa y poco confiable evidencia del evangelio de Felipe (una tardía fantasía gnóstica), como si fuera la única verdad.

Pero la narrativa del evangelio de Felipe realmente no hace nada para ayudar a identificar a la “Mariamne” encontrada en la tumba como María Magdalena.  De hecho, parece hacer justo lo contrario.  El evangelio de Felipe NUNCA identifica a Mariamne como María Magdalena, y también nos dice que esta Mariamne muere en el río Jordán y que, cuando se sintió amenazada, se convirtió en una caja de cristal o una nube de fuego.

Ahora, echemos una rápida mirada al evangelio de María Magdalena.  Este también es un evangelio gnóstico y se encuentra perdido en su mayor parte.  Mientras que sí hay un personaje llamado María en el relato, ella NO es identificada específicamente como María Magdalena.  Fue escrito en dialecto cóptico y ha sido fechado como muy tardío (entre el siglo III y el V), así que NO es cercano a la vida de Jesús, ni en lugar ni en tiempo.  Hay un pasaje del cual los teóricos conspiradores generalmente sacan la conclusión de que Jesús estuvo casado con María Magdalena.  En un pasaje en el cual María está tratando de legitimizar lo que está por decirles a los otros discípulos (en el capítulo cinco, verso cinco), Pedro supuestamente hace este comentario:

   “Pedro dijo a María; Hermana, sabemos que el salvador te amó más     que al resto de las mujeres.”

Eso es todo.  Una vez más, el evangelio de María está muy LEJOS de constatar que Jesús y María estuvieron casados.  Al igual que el evangelio de Felipe, esta es una MUY tardía y fallida fuente de información, y puramente una obra de ficción.

La conclusión de todo esto es: no hay evidencia de ningún documento antiguo cristiano, judío o pagano, canónico o no canónico, que mencione que Jesús y María estuvieron casados (no digamos que tuvieran un hijo juntos).  Por lo tanto, esta idea no puede ser usada para certificar la tumba Talpiot.  No es una verdad preexistente que sea confirmada por la tumba, es simplemente una loca conclusión sacada DE la tumba con el fin de explicar la presencia de una segunda “María.”  El tratar de darle sentido a la presencia de Marianme en la tumba Talpiot basándose en antiguos textos gnósticos, es algo irracional.  De hecho, la presencia de otra “María” en la tumba, realmente añade más pruebas de que este NO PUEDE ser el lugar de sepultura de la sagrada familia.  No hay otra María en el círculo íntimo de la sagrada familia, aparte de María, la madre de Jesús.

La evidencia del ADN no llega lo suficientemente lejos

Se pudo haber hecho mucho más aquí con la prueba del ADN.  Después de todo, ellos están tratando de hacer un conexión entre la gente clave en la tumba para establecer su caso.  ¿Por qué no se hizo una comparación del ADN (o quizá se encontró) entre la OTRA María y el Jesús de la tumba?  ¿No habría sido entonces ELLA su madre, si la otra María no lo era?  Además ¿por qué no se hizo la comparación (o quizá se encontró) entre la persona que los cineastas identifican como María Magdalena y el cuerpo que ellos tratan de afirmar que es su hijo Judas?  Debería también haber una conexión maternal aquí que pudiera establecer si debemos creer que esta María estuvo realmente casada con Jesús y juntos tuvieron a esta persona identificada como Judas.  Cuando se les preguntó por qué NO se hizo este segundo juego de pruebas, James Cameron (entrevistado por Larry King) dijo que las pruebas eran costosas, y que su compañía productora NO tenía recursos ilimitados.  Uno no puede evitar preguntarse cuánto se gastó en la promoción de este film.  ¿No podría algo de ese dinero haber sido gastado en las pruebas del ADN para legitimizar el análisis?  Ciertamente parece que las pruebas se detuvieron cuando surgió la posibilidad de encontrar algo que echaría por tierra la teoría de esta película.  Después de todo, si ellos NO encontraban alguna relación maternal entre este conjunto de osarios, no habría habido mucho de que escribir al respecto.  La teoría habría terminado en este nivel de investigación.  Hasta el momento, NO hay evidencia del ADN que indique que la persona llamada “Judas” tenga alguna relación biológica con alguien más en la tumba.

Ahora, aprovechemos esta oportunidad para discutir esta idea de que la persona identificada como Judas sea realmente el hijo de Jesús y María.  Es claro que no hay evidencia del ADN para establecer este caso.  Así que ¿sobre qué bases se fundamentó este caso?  Ya vimos que ni siquiera es claro en base a las primitivas ficciones heréticas y no canónicas llamadas los evangelios gnósticos.  Éstos no mencionan para nada a un hijo. En vez de ello, los cineastas están basando su afirmación en el contenido del evangelio de Juan.  Señalan que hay dos pasajes en el evangelio de Juan, que sugieren que realmente hay un hijo ‘escondido’ de Jesús que está siempre presente en la narrativa y que fue pasado por alto por siglos, por aquellos que han estado leyendo la clara narrativa del testimonio presencial de Juan. Primero señalan a la última cena y tratan de identificar al discípulo que “Jesús amaba” como su propio hijo:

Juan 13:23

“Y uno de sus discípulos, al cual Jesús amaba, estaba recostado al lado de Jesús”.

Esto siempre ha sido entendido como una referencia al mismo Juan (el más joven de los discípulos) y no hay nada en esta oración de la Escritura que sugiera que Jesús tenga a un hijo en el aposento.  Además de este pasaje, los cineastas señalan la escena en la cruz, para sugerir que María Magdalena y su hijo Judas realmente están presentes cuando Jesús es crucificado.

Juan 19:25-27

“Estaban junto a la cruz de Jesús su madre, la hermana de su madre, María mujer de Cleofas, y María Magdalena.  Cuando vio Jesús a su madre, y al discípulo a quien él amaba, que estaba presente, dijo a su madre: Mujer, he ahí tu hijo.  Después dijo al discípulo: He ahí tu madre.  Y desde aquella hora el discípulo la recibió en su casa”.

Este pasaje es abundantemente claro.  Jesús mira hacia abajo a su madre y en un acto de previsión y compasión (sabiendo que su esposo José ya había muerto) Jesús le confía el futuro cuidado de María al apóstol Juan (el hombre a quien consistentemente se refieren en el evangelio de Juan como el discípulo a quien “Jesús amaba”). Esto es consistente con otras referencias a Juan en el evangelio y con la historia la iglesia primitiva respecto al lugar del reposo final de María con Juan en Éfeso.

Pero los cineastas ven este pasaje en una forma totalmente diferente.  Ellos afirman que Jesús realmente está refiriéndose a María Magdalena y hablando acerca de su hijo Judas, quien está parado a su lado.  Ahora, pensemos en esto por un minuto.  ¿Cuál de estas dos posibilidades tiene más sentido?  (1) Jesús se toma el tiempo, mientras cuelga de la cruz, para establecer lo obvio entre su esposa y el hijo (‘¡Ustedes dos son madre e hijo!’) ¡Obvio!! O (2) Jesús se toma el tiempo, mientras cuelga de la cruz, para (y con el poco tiempo que le queda) definir una NUEVA situación entre su PROPIA madre y el apóstol Juan.  Quedándole muy poco tiempo, tiene MUCHO más sentido entender el pasaje justo como los cristianos lo han hecho durante dos mil años.  Y esto es consistente con la declaración, “Y desde aquella hora, el discípulo la recibió en su casa”.  (De hecho, es la ÚNICA situación en la que esta declaración tiene sentido.)

El osario perdido no es el osario de “Santiago”

Los cineastas afirman que el osario que falta en la tumba es el famoso osario de “Santiago” que apareció hace varios años.  A ellos les gustaría hacer esta conexión porque, desde luego, esto añade otro nombre a la sagrada familia en la tumba Taipot.  Consideremos, sin embargo, que al hacer esta afirmación, están certificando un artefacto que aún es altamente debatido.  Los ateos y no-creyentes han argumentado desde hace tiempo, que el osario de Santiago es falso, mucho antes de que quisieran usarlo para legitimar la tumba Talpiot.

Oded Golan, el comerciante de antigüedades quien originalmente presentó el osario de Santiago, asegura que procede de Silwan (no Talpiot).  Se han aplicado pruebas en las que descubrieron que la tierra hallada en el osario, es tierra procedente de Silwan.  Los osarios de Talpiot provienen de una cueva en la roca que se encuentra en un lugar muy diferente.  Es aventurado asumir que el osario de Santiago provenga de la tumba Talpiot, sin saber primero si la pátina incrustada no es común en MUCHOS osarios de esa época.  A fin de saberlo, tendríamos que realizar una prueba a las marcas de patina en todos los osarios catalogados hasta la fecha, para ver la posibilidad de que este fuera el caso.

Los cineastas inventaron el proceso al que ellos llaman ‘huellas dactilares de la pátina’ con el fin de cimentar su caso.  Jacobovici inventó este proceso junto con su co-autor Charles Pellegrino.  En esencia, el proceso simplemente compara el mineral contenido en fragmentos de los osarios de Talpiot con fragmentos del osario de Santiago.  Jacobovici y Pellegrino vieron estos depósitos minerales bajo el microscopio, con la ayuda de un especialista en escena del crimen, quien asegura haber observado una ‘concordancia.’  Pero esto NO es una evidencia convincente, a menos que PRIMERAMENTE podamos mostrar que los depósitos de pátina SON, de hecho, como huellas dactilares (ÚNICAS en su origen).  NO hay absolutamente ninguna evidencia de que este sea el caso.  Hasta que esa verdad pueda ser demostrada, las ‘huellas dactilares de la pátina’ es un término conveniente, pero totalmente indemostrable.

Y hay también motivos razonables, probatorios e históricos para poner en duda que el osario de Santiago sea auténtico.  Dan Bahat, un arqueólogo de la Universidad de Bar-llan, dijo que es irracional pensar que el osario de Santiago (el cual él y otros muchos expertos consideran que es una falsificación) esté relacionado con los osarios que fueron descubiertos en la “tumba de Jesús.”  Él dijo, “No creo que el osario de Santiago provenga de la misma cueva.  Si lo hubiera encontrado allí, el hombre que hizo la falsificación habría elegido algo mejor.  Habría elegido el de Jesús.”

Además de esto, la inscripción en el osario de Santiago que indica que pertenece a Santiago, hermano de Jesús, siempre ha sido estimada como un fraude y una adición tardía.  De hecho, Oded Golan realmente fue juzgado por fraude en Jerusalén, bajo el cargo de haber forjado la inscripción.  Como parte de este juicio, el ex agente de la FBI Gerald Richard, examinó una foto del osario de Santiago (que se encontraba en la casa de Golán) y declaró que las pruebas del FBI, indicaron que la foto fue tomada en los años 1970’s, contradiciendo la afirmación de que podría haber sido encontrado en los años 1980 al momento del descubrimiento del osario Talpiot.

Y la historia de la Iglesia primitiva no habría colocado la tumba de Santiago en ningún lugar cerca de Talpiot para empezar.  Eusebio escribió que el lugar de sepultura de Santiago fue un sitio que se encuentra muy cerca del lugar donde fue martirizado (cerca del monte del templo), y este no está de ninguna forma cerca de la tumba Talpiot.  Eusebio prosiguió describiendo que la tumba de Santiago fue marcada con una estela y fue un lugar tradicional de peregrinación para la iglesia primitiva.  He aquí lo que escribió en su libro “Historia de la Iglesia Primitiva”:

“(Santiago) fue sepultado en este lugar, junto al santuario, y su piedra inscrita (estela) aún se encuentra ahí junto al santuario.”  (Hist. Eccles. 2.23.18).

Fue descrita como una sola tumba sin que se mencione en absoluto ningún otro miembro de la familia.  Los primeros cristianos hacían cada año una peregrinación a la tumba, considerando los huesos de Santiago como una reliquia sagrada.  (Desde luego, ellos NO habrían sentido lo mismo acerca de los ‘huesos’ de Jesús en una tumba en Talpiot.)  Este reconocido lugar para la tumba de Santiago cerca del monte del templo contradice directamente las afirmaciones de los cineastas.  Si los cineastas estuvieran en lo correcto, entonces Jesús habría sido enterrado en Talpiot años antes de que Santiago muriera, y de alguna manera, la familia habría llevado secretamente los huesos de Santiago a esta tumba, sin que nadie se diera cuenta de que la tumba junto al monte del templo ya no estaba ocupada, contradiciendo la historia registrada de la tumba de Santiago.

Así que, ¿qué vamos a creer?

Mientras que “La tumba perdida de Jesús” sin duda atraerá a muchas personas que no están familiarizadas con los hechos que rodean el descubrimiento de la tumba, y la rica historia fundamentada en la narrativa del evangelio, aún un examen superficial de los hechos demuestra las debilidades de las aseveraciones de los cineastas.  Muchos expertos han examinado la evidencia presentada en la película y denunciado las conclusiones como ridículas:

Los arqueólogos originales no creen que sea la sagrada familia

A diferencia de los creadores del film, los arqueólogos y expertos originales que DESCUBRIERON la tumba NO fueron impresionados por el hallazgo.

Dr. Shimon Gibson, fue una de las primeras personas en examinar los osarios hace 27 años.

“Al entrar en la tumba en 1980, no me imaginé que ésta se convertiría en tal atracción internacional.  Estos son los típicos féretros de piedra del primer siglo.  Hay muchos aspectos que deben considerarse. Debe hacerse mucha nueva investigación. Soy escéptico”.

Amos Kloner, Profesor de la Universidad de Bar-llan y el primer arqueólogo en examinar el sitio.

“Ellos (los productores de la película) solo quieren obtener dinero de esto.  Era solo una cueva funeraria ordinaria de clase media en Jerusalén.  Los nombres en los féretros son los nombres más comunes encontrados entre los judíos de ese tiempo…. Es solo una casualidad… creo que la posibilidad de que sea la familia de Jesús está muy cercana al cero.  La familia de Jesús proveniente de Nazaret, fue una familia de limitadas generaciones.  La cueva de la que estamos hablando fue usada por una familia, es más, una familia adinerada, por varias generaciones”.

“La familia de Jesús y Santiago no tenían ninguna cueva funeraria en la Jerusalén del primer siglo, y se sabe que transcurrió una generación entre la muerte de Jesús y la de Santiago.  No se sabe, de los detalles sobre sus vidas, que la familia se haya mudado de Nazaret a Jerusalén.  Tampoco es probable que en el espacio de treinta años, la sepultura de una familia grande emparentada con Jesús y su hermano Santiago, creciera tanto en Jerusalén, que hiciera necesario escribir el nombre del difunto en el osario, a fin de distinguirlo de los demás”.

“Hace una buena historia para una película de TV… pero es imposible. Es una tontería…  No hay forma de que Jesús y sus parientes tuvieran una tumba familiar.  Ellos eran una familia de Galilea sin ningún vínculo en Jerusalén.  La tumba de Talpiot perteneció a una familia de clase media del siglo I”.

Joe Zias, (conservador de antropología y arqueología en el museo Rockefeller de Jerusalén de 1972 a 1997, y el hombre que personalmente numeró los osarios Talpiot)

“Simcha (Jacobovici) no tiene credibilidad alguna.  Él es el proxenetismo fuera de la Biblia… Consiguió a este tipo Cameron, quien hizo ‘Titanic’ o algo así – ¿qué sabe este tipo de arqueología?  Yo soy arqueólogo, pero si yo fuera a escribir un libro sobre cirugía del cerebro, ustedes dirían, ‘¿Quién es este tipo?’  La gente busca señales y prodigios.  Proyectos como éste son los que hacen una burla de la profesión arqueológica”.

Los expertos y eruditos en arqueología piensan lo mismo

Más renombrados arqueólogos y eruditos también encuentran poca evidencia que apoye la afirmación.

Stephen Pfann, un estudioso de la Biblia en la universidad de Tierra Santa en Jerusalén, y uno de los eruditos entrevistado para el documental.

“No creo que los cristianos vayan a creer esto.  Pero a los escépticos, en general, les gustaría ver algo que ponga en duda la historia que tanta gente atesora.  ¿Qué tan posible es esto?  En una escala del uno al diez, con el diez como la máxima posibilidad, es probablemente un uno, tal vez uno y medio” 

Motti Neiger, portavoz de la Autoridad de Antigüedades de Israel

“Bueno, es una buena noticia para semana santa, pero la evidencia arqueológica muestra que las posibilidades de que éstos sean los verdaderos sepulcros de la sagrada familia son casi nulas”.

L.Y. Rahmanim, arqueólogo israelí quien ha catalogado más de 1,000 urnas funerarias

“Lo que tenemos es una tumba que contiene los restos de tres generaciones de una agradable familia de Jerusalén.  Es absurdo pensar que la urna arroje dudas sobre el cristianismo”.

Dr. Tom Wright, el decano de Lichfield

“Desestimo la tumba como no más que “una interesante coincidencia”.  Dijo que era “ridículo” que cualquiera pudiera haber sido capaz de sacar el cuerpo de Jesús y colocarlo en una gran tumba en Jerusalén, sin que se convirtiera en algo del dominio público”.

Hay una rica tradición e historia en la fe cristiana.  Comenzó tempranamente y se registró tempranamente.  A fin de creer que la tumba Talpiot es el verdadero lugar de descanso de la sagrada familia, tendríamos que aceptar una teoría de conspiración que asegura que los discípulos se apresuraron a robar el cuerpo de Jesús, sabiendo que él NO resucitaría de los muertos.  Entonces ellos habrían tenido que comprar en secreto la tumba Talpiot, preparar el espacio para los años que llevaría preparar apropiadamente los huesos de los muertos, y por último colocar a Jesús en esta tumba, rayando descuidadamente el nombre de su HÉROE a un lado de la caja.  Piensen en eso por un minuto.  Luego todos y cada uno de estos hombres tendría que perpetuar la mentira toda su vida, hasta sus horribles muertes como mártires, sin que uno solo de ellos renunciara jamás a la verdad mientras eran torturados y asesinados por esta mentira.  Hay más que suficiente evidencia histórica para creer que Jesús vivió, murió y resucitó tal como lo asegura el legítimo evangelio del Nuevo Testamento   Un examen justo de la evidencia histórica, en comparación con las pretensiones de “La tumba perdida de Jesús” ciertamente favorecerá el testimonio bíblico de los testigos presenciales del Nuevo Testamento.

Advertisements

Posted on March 21, 2014, in Artículos. Bookmark the permalink. Leave a comment.

Leave a Reply. DEJE SU COMENTARIO

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s

%d bloggers like this: