Sofonías: Notas expositivas


Sofonías: Notas expositivas

por Gary Williams

sofonias

 

1. Introducción (1:1)
1.1. El mensaje del libro procede de Dios.
1.2. El profeta es Sofonías, tataranieto de Ezequías. La explicación más probable de la genealogía de cuatro generaciones aquí es que el Ezequías mencionado fue el rey Ezequías (quien reinó sobre Judá de 715 a 686 a.C.). En los otros libros proféticos no se menciona más que el nombre del padre, con la excepción de Zacarías, que incluye dos generaciones.
Ser tataranieto de Ezequías probablemente dio a Sofonías acceso a la alta sociedad judía.
1.3. Sofonías profetizó durante el reinado de Josías (640-609 a.C.). La profecía de 2:13, por lo menos, se dio antes de la caída de Nínive (612 a.C.), y la condena de los idólatras en 1:4-6 implica que la reforma de Josías (la cual comenzó en 628 a.C., ver 2 Cr. 34:32 Cr. 34:3
Spanish: Biblia Reina Valera – revisión de 1995 – RVR95

Reformas de Josías 3 A los ocho años de su reinado, siendo aún muchacho, comenzó a buscar al Dios de David, su padre; y a los doce añosb comenzó a limpiar a Judá y a Jerusalén de los lugares altos, imágenes de Asera, esculturas e imágenes fundidas.

WP-Bible plugin, y tomó más auge en 622 a.C., cp. 2 R. 23:4-20) todavía no había cobrado mucha fuerza. Por otro lado, el hecho que el libro no menciona un castigo para el rey de Judá implica que la reforma ya había comenzado (cp. nota sobre 1:8). Probablemente, entonces, los mensajes del libro de Sofonías son de la segunda década del reinado de Josías.
2. Está cercano el día de Yahweh, cuando él hará destrucción universal, la cual incluirá a Judá (1:2-18). Este capítulo tiene una estructura quiástica:
A. Destrucción universal (1:2-3)
B. Destrucción de Judá (1:4-6)
B’. Destrucción de Judá (1:7-13)
A’. Destrucción universal (1:14-18)
2.1. Yahweh hará destrucción universal, la cual incluirá a Judá (1:2-6)
2.1.1. Yahweh hará destrucción universal (1:2-3). La referencia a los impíos (1:3) implica que la destrucción se debe a la maldad de los seres humanos.
2.1.2. La destrucción universal alcanzará a Judá y Jerusalén debido a su sincretismo idolátrico (1:4-6). Adoraban a Yahweh (cp. “se postran jurando por Yahweh”, v. 5),
pero a la vez adoraban a otros dioses. Para los politeístas no era problema adorar a varios dioses, pero el único Dios verdadero no acepta la adoración compartida.
2.2. Se acerca el día de Yahweh, en el cual él hará un gran sacrificio (1:7-18). Esta sección también tiene una estructura quiástica:
A. Anuncio del día de Yahweh (1:7a)
B. Anuncio del sacrificio de Yahweh (1:7b)
B’. Descripción del sacrificio de Yahweh (1:8-13)
A’. Descripción del día de Yahweh (1:14-18)
2.2.1. Sofonías resume el mensaje (1:7).
2.2.1.1. Se debe callar en temor frente a la destrucción que Yahweh hará.
2.2.1.2. El día de Yahweh estaba cerca. En este contexto, el día de Yahweh sería, en primer lugar, las conquistas del imperio babilónico, pero algunos aspectos
de la profecía no se cumplieron literalmente en ese período. Han de cumplirse en la Gran Tribulación.
2.2.1.3. Yahweh había preparado un sacrificio y había consagrado a los convidados. Aquí Sofonías emplea la figura del sacrificio de comunión, al cual el
oferente invitaba a sus familiares y amigos para comer la mayor parte de la víctima (una parte se quemaba para Dios). En esta ilustración, la víctima es Judá,
y los convidados son las naciones que van a participar en la destrucción de Judá. El verbo traducido “ha dispuesto” es literalmente “ha consagrado” o ”ha santificado”. Yahweh ya había escogido a las naciones que iban a destruir a Judá, y los había “consagrado” para ese servicio.
2.2.2. En el día del sacrificio Yahweh castigará a los habitantes de Jerusalén (1:8-13). Esto se cumplió en las invasiones babilónicas.
2.2.2.1. Castigará a los gobernantes, los hijos del rey, los idólatras y los que roban (1:8-9).
2.2.2.1.1. En lugar de “príncipes” (1:8), tradúzcase “jefes” (VP) o ”principales” (RVA).
2.2.2.1.2. La profecía contra los hijos del rey (1:8) se cumplió en tres de los hijos de Josías. Joacaz murió cautivo en Egipto (2 R. 23:31-34), Joacim murió de una manera vergonzosa (aunque la Biblia no aclara exactamente cómo), y Sedequías fue cegado después de ver a sus hijos degollados, y luego llevado al cautiverio en
Babilonia (2 R. 25:7).
2.2.2.1.3. “Los que visten vestido extranjero” (1:8) tal vez sea una referencia a los idólatras.
2.2.2.2. El aullido se oirá en toda Jerusalén (1:10-11). “Mactes” significa “mortero”. Aquí ha de ser el nombre de alguna parte de Jerusalén.
2.2.2.3. Todos los impíos de Jerusalén serán despojados (1:12-13).
2.2.2.3.1. Ninguno escapará del castigo divino (1:12a).
2.2.2.3.2. Los impíos vivían confiados que Yahweh no haría bien a los que le servían ni mal a los que le desobedecían (1:12b). Dicho de otra manera, no lo temían.
2.2.2.3.3. Serán despojados de sus bienes (1:13) en cumplimiento de las maldiciones del pacto enDeuteronomio 28:30, 39.
2.2.3. En el día de Yahweh, él hará destrucción universal debido al pecado de todos los habitantes de la tierra (1:14-18). Esto se cumplió en parte en las conquistas
babilónicas, pero el cumplimiento cabal ha de suceder en la Gran Tribulación y la segunda venida de Cristo.
3. Judá sufrirá como las otras naciones en el Día de Yahweh, porque no se ha arrepentido (2:1-3:7). Esta sección tiene una estructura de ABA: Judá (2:1-3), las naciones (2:4-15), Jerusalén (3:1-7).
3.1. Sofonías llama a los habitantes de Judá a buscar a Yahweh para así tener alguna esperanza de escapar de la destrucción del día de Yahweh (2:1-3).
3.1.1. Llama a los impíos de Judá a arrepentirse antes que venga el castigo (2:1-2). La asamblea del v. 1 ha de ser para expresar arrepentimiento nacional.
3.1.2. Llama a los justos a seguir actuando con justicia; quizás así Yahweh los protegerá cuando castigue a Judá (2:3).
3.2. Yahweh destruirá las naciones en los cuatro puntos cardinales (2:4-15).
3.2.1. Al occidente de Judá Yahweh destruirá a los filisteos (2:4-7). Este anuncio de juicio incluye un mensaje de esperanza para Judá, pues la tierra de los filisteos llegará a ser para el remanente de Judá restaurado (2:7).
3.2.2. Al oriente de Judá Yahweh destruirá a Moab y Amón (2:8-11).
3.2.2.1. Su destrucción sería castigo por su soberbia y por mofarse del pueblo de Yahweh (2:8, 10).
3.2.2.2. Irónicamente Moab y Amón, descendientes de Lot y sus hijas, quienes se escaparon de la destrucción de Sodoma y Gomorra (Gn. 19), ahora sufrirán
una destrucción semejante (2:9a).
3.2.2.3. El remanente de Judá recibirá el territorio de Moab y Amón, otro anuncio de esperanza para Judá (2:9b).
3.2.2.4. La destrucción de Moab y Amón hará que las naciones adoren a Yahweh, lo cual implica alguna esperanza para las naciones también (2:11).
3.2.3. Al sur de Judá Yahweh destruirá a Etiopía (2:12).
3.2.4. Al norte de Judá Yahweh destruirá a Asiria (2:13-15).
3.2.4.1. La gran ciudad de Nínive quedará inhabitada (2:13b-15).
3.2.4.2. Su destrucción será castigo por su soberbia (2:15).
3.3. Como Jerusalén no se arrepintió, tendrá que ser castigada (3:1-7).
3.3.1. Jerusalén no se arrepintió (3:1-2).
3.3.2. Los líderes de Jerusalén son impíos (3:3-4).
3.3.3. Yahweh hará en medio de Jerusalén la justicia que los líderes no hicieron allí (3:5; cp. “Yahweh en medio de ella es justo” con “sus príncipes [jefes] en medio de ella son leones rugientes”, v. 3).
3.3.4. Aun viendo como Yahweh destruía a otras naciones, Jerusalén no se arrepintió (3:6- 7).
4. Yahweh exhorta a Judá a confiar en él, pues restaurará a las naciones, y especialmente a Israel (3:8-20).
4.1. Yahweh exhorta a los habitantes de Judá a fijar su esperanza en él como su libertador (3:8a).
4.2. Yahweh restaurará a las naciones después de castigarlas (3:8-10).
4.2.1. Yahweh juzgará a las naciones destruyéndolas (3:8).
4.2.2. Luego purificará a las naciones para que lo sirvan (3:9-10).
4.3. Yahweh restaurará a Israel (3:11-20).
4.3.1. Yahweh promete que Jerusalén no sufrirá más castigo por su pecado (3:11a, 13b), porque él quitará de ella a los soberbios y dejará un remanente humilde y justo
(3:11b-13a). La estructura en estos versículos es de tipo ABA: A (3:11a), B (3:11b-13a), A (3:13b).
4.3.2. Se llama a Jerusalén y a Israel a regocijarse por la presencia de Yahweh su rey, quien los ha librado, los defenderá de todo mal y se regocijará sobre ellos (3:14-17). La expresión “callará de amor” (3:17; el hebreo literalmente dice “callará en su amor”) es enigmática. Quizás sea un modismo que significa algo semejante a las dos oraciones que lo encierran. Otra posibilidad es que el hebreo originalmente tenía “(te) renovará en su amor” (así LXX: cp. BJ, VP, RVA, y la nota en RV95); en hebreo las palabras “callará” y “renovará” se escriben casi iguales, de manera que sería fácil que un copista las confundiera.
4.3.3. Yahweh promete reunir a los desterrados a Jerusalén y darle renombre entre las naciones (3:18-20).

Advertisements

Posted on February 3, 2014, in Artículos. Bookmark the permalink. Leave a comment.

Leave a Reply. DEJE SU COMENTARIO

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s

%d bloggers like this: