Mensajes para niños Título: Jesús hace una adivinanza


Mensajes para niños
question_mark_thinker_text_10746
Título: Jesús hace una adivinanza

Tema: Jesús deja perplejos a los principales sacerdotes y los ancianos con una adivinanza (Propio 21 (26) Año A)

Objetos: Una esponja, una toalla de mano y un guante (de trabajo).

Escritura: “Jesús entró en el templo y, mientras enseñaba, se le acercaron los jefes de los sacerdotes y los ancianos del pueblo. –¿Con qué autoridad haces esto? –lo interrogaron–. ¿Quién te dio esa autoridad? Yo también voy a hacerles una pregunta. Si me la contestan, les diré con qué autoridad hago esto. El bautismo de Juan, ¿de dónde procedía? ¿Del cielo o de la tierra?” (Mateo 21:23-25 NVI).

¿Les gustan las adivinanzas? Tengo algunas adivinanzas o acertijos que hacerles esta mañana. No son muy difíciles, pero tienen que pensar un poquito. Les diré esto: Tengo la contestación de cada adivinanza aquí en este bolso y es algo que ustedes han visto antes.

He aquí la primera adivinanza. ¿Qué cosa mantiene el agua, sin que se pierda, a pesar de que está lleno de hoyos u orificios? Si crees saber la contestación alza tu mano. Tengo la contestación aquí en mi bolso. ¡Es una esponja!

Tengo otra adivinanza para ustedes. ¿Qué se moja mientras está secando? Definitivamente alguien debe adivinar ésta. ¡Es una toalla!

Tengo otra adivinanza más. Escuchen atentamente. Cuando estoy lleno puedo trabajar o jugar; cuando estoy vacío, no hago nada en todo el día. ¿Qué es? ¡Un guante!

Creo que a Jesús le gustaban las adivinanzas. A veces las usaba para enseñarle a las personas una lección. Un día Jesús estaba enseñando en el templo. Los sacerdotes y ancianos del templo no creían que Jesús era el Hijo de Dios y estaban molestos porque él había estado haciendo milagros.

“Quién te dio autoridad para hacer estas cosas?” le preguntaron.

Jesús les dijo: “Yo también voy a hacerles una pregunta. Si me la contestan, les diré con qué autoridad hago esto. El bautismo de Juan, ¿de dónde procedía? ¿Del cielo o de la tierra?”

Los sacerdotes no pudieron contestar la adivinanza de Jesús. Si decían que era del cielo, Jesús podría preguntarles por qué no le creyeron a Juan el Bautista cuando dijo que Jesús era el hijo de Dios. Y si decían que era de la tierra, es decir, de los hombres, el pueblo se pondrían en contra de ellos porque ellos creían que Juan era un profeta de Dios.

La única forma en que pudieron contestar fue: “No sabemos.”

Bueno, tal vez los sacerdotes y ancianos no sabían quién le había dado a Jesús la autoridad para hacer milagros, pero nosotros sabemos, ¡su Padre celestial!

Querido Señor, te damos gracias por enviarnos a Jesús, tu único hijo. Te damos gracias porque le diste el poder y autoridad para hacer todas las cosas. En el nombre de Jesús oramos. Amén.

Páginas para colorear y actividades

(Imprima la primera página y luego insértela en la impresora para imprimir el otro lado.  Doble el boletín por la mitad y tendrá un boletín de cuatro páginas para los niños.)

 

Enlaces a los sermones

Impresión amistosa:    “Jesús hace una adivinanza”

Otro sermón basado en Mateo 21:23-27: “¿Sí o no?”

 Otro sermón basado en Éxodo 17:1-7: “Agua de una Roca”

Sermons 4 Kids Title: Jesus Asks a Riddle


Sermons 4 Kids

woman_back_and_forth_questions_500_clr_12477

 

Title:  Jesus Asks a Riddle

Theme: Jesus stumps the chief priests and elders with a riddle. Proper 21 (26) Yr. A

Objects: A sponge, a hand towel, and a glove.

Scripture: Jesus entered the temple courts, and, while he was teaching, the chief priests and the elders of the people came to him. “By what authority are you doing these things?” they asked. “And who gave you this authority?” Jesus replied, “I will also ask you one question. If you answer me, I will tell you by what authority I am doing these things. John’s baptism — where did it come from? Was it from heaven, or from men?” Matthew 21:23-25 (NIV)

Do you like riddles? I have some riddles to ask you this morning. They aren’t too difficult, but you will have to think a little. I will tell you this, I have the answer to each and every riddle right here in my bag — and it will be something you have all seen before.

Here is the first riddle. What holds water even though it is full of holes? If you think you know, raise your hand. I have the answer right here in my bag. It is a sponge!

I have another riddle for you. What gets wet when it is drying? Surely someone will guess this one. It is a towel!

I have one more riddle. Now listen very closely. When I am filled, I can work or play; when I am empty, I do nothing all day.  What am I?  That’s a hard one, isn’t it? It’s a glove.  With your hand inside, it can do many things, but when it is empty, it can do nothing.

I think Jesus must have liked riddles too. Sometimes he used a riddle to teach people a lesson. One day Jesus was teaching in the temple. The priests and elders of the temple didn’t believe that Jesus was the Son of God and they were upset because he had been performing miracles.

“Who gave you the authority to do these things?” they asked Jesus.

Jesus said, “I will ask you a question and, if you can answer me, then I will answer you. Here’s my question. Did the baptism of John come from heaven or from men? Where did he get his authority?”

The priests couldn’t answer Jesus’ riddle. If they said it was from heaven, Jesus might ask them why they didn’t believe John when he said that Jesus was the son of God. And if they said it was from men, the people would turn against them because they believed that John was a prophet of God.

The only way they could answer was, “We don’t know.”

Well, maybe the priests and elders didn’t know who gave Jesus the authority to perform miracles, but we do. It was God, his Heavenly Father!

Dear Lord, we thank you for sending us Jesus, your only Son. And we thank you that you gave him the power and authority to do all things. In Jesus’ name we pray. Amen.

Coloring Pages and Activities

GROUP ACTIVITIES PAGE

COLORING PAGE

CROSSWORD PUZZLE (PDF) (HTML)

DECODER PUZZLE (PDF) (HTML)

WORD SEARCH PUZZLE (PDF) (HTML)

WORSHIP BULLETIN  (DOC) (PDF)

Save the bulletin to your computer and personalize it with your church’s name.  Print side one then reinsert it into the printer and print side two.  

 

Sermon Links

PRINTER-FRIENDLY AND ALTERNATIVE SERMONS

A PRINT-FRIENDLY VERSION OF THIS SERMON:   “Jesus Asks a Riddle”

ANOTHER SERMON BASED ON ON MATTHEW 21:23-27: “A Parable of Two Sons”

AN ALTERNATE LESSON BASED ON Exodus 17:1-7: “Water from a Rock”

Niños – ¿Por qué los maestros nos dejan mucha tarea?


¿Por qué los maestros nos dejan mucha tarea?

mountain_of_work_1600_clr_9006

 

 

 

¿Por qué los maestros nos dejan mucha tarea?

 

Los maestros quieren que los estudiantes recuerden lo que aprendieron en la escuela. La escuela te ayuda para que tengas éxito en la profesión que escojas, como doctor, papá o dueño de tu propio negocio. Los maestros te quieren ayudar en estas áreas, por eso te dejan tarea. La tarea te ayuda a recordar las cosas que te enseñan en clase. La tarea te permite practicar por ti mismo. Sí haces la tarea te vas a sentir más confiado y vas a hacerlo mejor en la escuela al siguiente día.

 

Ten un tiempo especial y encuentra un lugar especifico para hacer tu tarea cada día. No esperes hasta que termines de jugar, hazla tan pronto como llegues a casa. Sí no tienes tarea, puedes usar tu tiempo de tarea para revisar el área de matemáticas o leer algún libro.

 

Algunos niños necesitan practicar más que otros, todos tenemos áreas que se nos hacen fáciles y otras difíciles. Aunque pienses que no necesitas practicar, ten el buen hábito de hacer tarea. Un día, cuando tengas tu propio trabajo, tu jefe te dejara hacer cosas que tal vez no te gusten. Tu vas a tener que hacer todo lo que te digan para que no seas despedido del trabajo. Dios nos dice en la Biblia que la vida no siempre es fácil o divertida. Para aquéllos que aman y siguen a Jesús, Dios planea todas las cosas que les suceden para que sean más como Jesús.

 

Versículos Clave:

“Cesa, hijo mío, de escuchar la instrucción, Y te desviarás de las palabras de sabiduría” (Proverbios 19:27).

 

“Procura con diligencia presentarte a Dios aprobado, como obrero que no tiene de qué avergonzarse, que maneja con precisión la palabra de verdad” (2 Timoteo 2:15).

 

El cristiano de hoy y la reina de Sabá


El cristiano de hoy y la reina de Sabá

 th

 

El cristiano de hoy y la reina de Sabá
Uno de los comportamientos que debe tener un cristiano es la actitud de la reina de Sabá que se nos describe en 1 Reyes 10, lo cual me hizo reflexionar para escribir este tema.
Muchas veces a los cristianos de ahora, les cuesta trabajo ir a la iglesia para escuchar de la sana palabra de Dios y tener compañerismo entre hermanos, sobre todo por quedarse a ver un partido de futbol, o porque hace mucho calor, porque hace frío o porque está lloviendo mucho, aun cuando pueden usar su automóvil y aunque les quede cerca de la casa.
Leyendo el pasaje vemos que la reina de Sabá vivía a miles de kilómetros de distancia de donde gobernaba Salomón. Tuvo que hacer un largo viaje, para lo cual preparó gran cantidad de especias aromáticas (1 reyes 10:1), pero ¿qué simboliza esto o qué tiene que ver con nuestras vidas? Bueno, la reina de Sabá en su largo viaje, se topó con climas cambiantes, el calor sofocante del desierto, el frío extremo de la noche, la posibilidad de ser atacada por animales o que pudiera ser asaltada e incluso hasta ultrajada y asesinada, pero en su ser había dispuesto probar a Salomón. En nuestro caso, sería para escuchar de la palabra de Dios mostrando esa actitud.
Dice la escritura en este pasaje, que Salomón respondió todas las dudas que ella tenía, así también cuando nosotros escuchamos la palabra de Dios en la iglesia, cuando nos congregamos, a través de su palabra Dios habla de una manera muy especial a nuestras vidas; nos edificamos con ella y hay miles de cosas cuando la ponemos en práctica. Tal vez en esos momentos estemos afligidos y al escuchar de su palabra somos alentados a levantarnos y a seguir adelante.
Otro aspecto importante, que notamos aquí, es que ella observa el mobiliario del templo y las vestiduras de los sirvientes de Salomón. Se podría decir que esto se refiere no únicamente a las bendiciones económicas de los cristianos de hoy en día, sino más bien al cambio que ha habido en las personas desde el momento en que llegaron a los pies de Jesús, pues muchas veces vemos en las iglesias que llegan personas que tenían tendencias al suicidio, el alcohol, las drogas, en fin, las vestiduras de estas personas eran sucias, pero cuando tienen el toque de nuestro Dios, vemos que ahora ya tienen sus vestiduras resplandecientes, y es cuando se vuelven mejores esposos, mejores padres, mejores hijos, etc., porque están dando ese testimonio del poder transformador que Cristo hace en cada persona.
Continuando con el pasaje notamos que la Reina de Sabá dio una vez más piedras preciosas y especias aromáticas, pero ¿a qué se refiere esto?, bueno recordemos que la primera ofrenda no era y no es nuestros dinero, sino más bien nuestra entrega en sacrificio vivo para Dios y esta segunda ofrenda se refiere a nuestra actitud de ofrendar y/o diezmar como lo manejan algunas iglesias. Y en este aspecto, muchas veces como cristianos nos cuesta ofrendar, pero debemos recordar que el hacer esto, no tiramos nuestro dinero, sino más bien sembramos para que la cosecha abunde no sólo en nuestros bolsillos, sino también para cosechar nuevas almas y sustentar nuevos ministerios y seguir trabajando en la obra de Dios.
Finalmente en el verso 13 leemos que Salomón, le dio más de lo que ella había traído. Pudiera uno pensar que se aprovechó de la situación, tal vez si lo fue, pero en la actualidad, tenemos también el mismo comportamiento que ella, pues nos llevamos más de lo que hemos traído a la iglesia, lo que se conoce como bendiciones de Dios. Tal vez uno estaba enfermo de algo y es muy común y normal en nuestras iglesias el orar por los enfermos, y quizás al llegar a casa después del servicio, notamos que esa enfermedad o malestar se sanó, o tal vez estemos orando por un familiar que no ha querido recibir a Cristo y que ahora ha decidido entregar su vida a él, son muchas situaciones que nos pasan, damos lo mejor denosotros, pero de alguna manera Dios nos da más de lo que damos, ya sea con cosas materiales o inmateriales.
Espero que este breve estudio haya sido de ayuda para muchos cristianos y para entender la necesidad de asistir a la iglesia.